LEER… “nuestra función esencial”

Cuando pensamos en lectura, generalmente nos vamos de inmediato a la referencia de la palabra escrita, de los libros.  Luego en su sentido más extenso, reflexionamos en que el término lectura o el verbo leer, no sólo se refiere a decodificación de una escritura como tal sino a la interpretación de todos los signos que nos rodean, por eso aprendemos a leer antes de conocer el abecedario.  Aprendemos a leer el mundo y a interpretarlo, y aunque algunos, en este sentido, pasan casi por analfabetas toda su vida, lo más saludable es estimular esta y todas las lecturas desde pequeños.

 Me acabo de encontrar un ensayo que aborda la lectura desde varios enfoques.  Se incluyen en él aportaciones de sociólogos, filósofos, historiadores, pedagogos y escritores, algunos muertos pero vigentes como Paulo Freire y otros vivos con propuestas contemporáneas como Jorge Larrosa.

Vale la pena tomarse un tiempecito y leerlo, seguramente encontrarán información muy interesante y además los relacionará con estudiosos con los que compartan ideas y entonces podrán seguirles la pista.

Es un recorrido y una amplia reflexión sobre lo que es la lectura desde antes de acercarnos a la palabra, pero también con los soportes que existen para registrarla,  desde la escritura y la imprenta, hasta las nuevas tecnologías; y finalmente la reelectura e interpretación que hacemos de nuestro mundo después de leer, analizar y según nuestros antecedentes, comprender.

¿Qué es leer? ¿Qué es la lectura?

Por lo pronto les comparto también aquí mismo un fragmento de un libro  titulado “Una historia de la lectura”, de Alberto Manguel,  que se encuentra en la antología de l segundo taller de capacitación de Salas de Lectura. (Leer y conversar)

“Leer letras en una página es sólo una de sus muchas formas. El astrónomo que lee un mapa de estrellas que ya no existen; el arquitecto japonés que lee el terreno donde se va a edificar una casa con el fin de protegerla de fuerzas malignas; el zoólogo que lee las huellas de los animales en el bosque; la jugadora de cartas que lee los gestos de su compañero antes de arrojar sobre la mesa el naipe victorioso; el bailarín que lee las anotaciones del coreógrafo y el público que lee los movimientos del bailarín sobre el escenario; el tejedor que lee el intrincado diseño de una alfombra que está fabricando; el organista que lee simultáneamente en la página diferentes líneas de música orquestada; el padre que lee el rostro del bebé buscando señales de alegría, miedo o asombro; el adivino chino que lee las antiguas marcas en el caparazón de una tortuga; el amante que de noche, bajo las sábanas, lee a ciegas el cuerpo de la amada; el psiquiatra que ayuda a los pacientes a leer sus propios sueños desconcertantes; el pescador hawaiano que, hundiendo una mano en el agua, lee las corrientes marinas; el granjero que lee en el cielo el tiempo atmosférico; todos ellos comparten con los lectores de libros la habilidad de descifrar y traducir signos. Algunos de esos actos de lectura están matizados por el conocimiento de que otros seres humanos crearon con ese propósito la cosa leída -anotaciones musicales o señales de tráfico, por ejemplo- o que lo hicieron los dioses: el caparazón de la tortuga, el cielo nocturno. Otros dependen del azar.

           Y, sin embargo, es el lector, en cada caso, quien interpreta el significado; es el lector quien atribuye a un objeto, lugar o acontecimiento (o reconoce en ellos) cierta posible legibilidad; es el lector quien ha de atribuir sentido a un sistema de signos para luego descifrarlo. Todos nos leemos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea para poder vislumbrar qué somos y dónde estamos. Leemos para entender, o para empezar a entender. No tenemos otro remedio que leer. Leer, casi tanto como respirar, es nuestra función esencial”.

 Alberto Manguel

 

 UNA PROPUESTA DE TALLER PARA CONTINUAR LEYENDO EL MUNDO

Esta propuesta de taller la llevé a cabo con niños en un parque, pero creo que perfectamente puede ser del interés de los jóvenes y adultos si se adapta a diferentes contextos o los animan a desinhibirse.

 Comenzamos hablando de los sentidos como antenas receptoras de información secreta, de cómo reconocemos sonidos, olores, colores, señales, sabores, temperaturas, etcétera,  con sólo poner atención en lo que estos receptores nos dicen.

Tengo un libro de signos  y símbolos de muchas culturas y apoyados con él conversamos e imaginamos las formas en las que nuestros antepasados se comunicaban e interpretaban lo que les rodeaba cuando no había libros, ni Internet, ni expertos que explicaran nada.  Llegamos al tema de la observación y nos salimos al parque cercano a mi casa con las antenas más prendidas que nunca.

 En mi casa tengo unos marcos de madera y los usé para que cada quien, libremente, eligiera lo que quería observar.  También nos sentamos a escuchar los sonidos y ruidos de la calle y de la naturaleza y pusimos atención en los olores y la temperatura en la sombra y en el sol, en el pavimento y en la tierra.  Experimentamos con todo lo que se nos ocurrió posible investigar con nuestro propio cuerpo y leer todos los códigos que nuestro alrededor nos gritaba y que muchas veces ignoramos.  Al final regresamos a mi casa, donde siempre tenemos el taller y platicamos de nuestras experiencias.  Les gustó mucho hacer esto y comprendieron entonces lo que era leer en su significado más amplio.

LA SUGERENCIA

Un libro del acervo que tenemos, que nos puede servir para esta actividad es: “Observa, imagina…” de Ignacio Van Aerssen

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de alasala

alasala es una plataforma de comunicación creada por usuarios y mediadores de salas de lectura en el estado de Jalisco, con el fin de hacer contacto, intercambiar, enriquecer y evidenciar el trabajo diverso que en cada una se realiza. alasala pone a tu disposición este blog para publicar tus colaboraciones, te invitamos a conocer las secciones: ¡bienvenid@!
Galería | Esta entrada fue publicada en bitácora semanal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s